Bonaire, el paraíso del buceador

protada-bonaire-terraza

Lo primero que lees cuando sales del aeropuerto de Bonaire y ves un coche es justamente eso: Bonaire diver’s paradise. Lo pone en todas las placas de matrícula de los coches.

Inmediatamente piensas “no será para tanto…”, pero después de unos días en la isla, buceando sin cesar y conviviendo con su gente, te queda claro que no es ninguna exageración. Una isla donde bucear es lo más fácil que te puedas imaginar, donde conduces justo hasta el punto de inmersión y tú decides cuándo, dónde, cómo y cuánto buceas, con un mar en perfectas condiciones y unos fondos de ensueño.

Si existe el Paraíso del buceador, éste es Bonaire.

La Isla

Bonaire: Minas de sal

Bonaire: Minas de sal

Bonaire – antigua colonia holandesa- es una pequeña isla de 280 km2 situada al sur del Mar Caribe, siendo la costa continental más cercana Venezuela. Actualmente tiene un régimen particular de relación con Holanda, al igual que St. Eustatius y Saba, ya que son consideradas islas del Reino de los Países Bajos.

Su población estimada es de unos 10.000 habitantes y las principales fuentes de ingresos son el comercio de la sal y el turismo subacuático.

Este destino está considerado como uno de los mejores en el mundo para la práctica del buceo desde costa, ya que la facilidad de acceso a los puntos de inmersión desde la playa y lo bien señalizadas que están las inmersiones hacen que la experiencia de bucear en Bonaire sea inolvidable.

Durante el tiempo que estemos en la isla nuestra rutina de buceo no será parecida a lo que estamos acostumbrados en la mayoría de viajes de buceo habituales; aquí bucearemos a nuestro aire ya que tendremos una pick-up de alquiler y decidiremos en cada momento en cuál de los 63 puntos de buceo que hay marcados en la isla queremos sumergirnos.

Mapa de Bonaire

Mapa de Bonaire

Esta isla se caracteriza por tener 2 costas muy diferenciadas entre sí: la costa Oeste, que se distingue por tener un mar completamente en calma y sin corrientes, y el lado Este, más salvaje debido al azote del viento. La mayoría de las inmersiones que haremos en Bonaire serán, evidentemente, en el lado Oeste. A lo largo de toda la costa encontramos una carretera que la cruza de Norte a Sur en la que veremos continuamente una serie de piedras pintadas de amarillo y con un nombre escrito en ellas: ésa es la señal de que ahí hay un punto de buceo. Sólo debemos aparcar nuestra pick-up lo más cerca posible del agua, equiparnos y empezar a bucear, de ahí que uno de los lemas de Bonaire sea “Drive and Dive”. Además podemos completar nuestra estancia de buceo con una visita a la cercana (y deshabitada) isla de Klein Bonaire y con alguna inmersión desde barco en la costa Este.

Cómo alojarnos y cómo movernos

Bonaire: Vista de la costa

Bonaire: Vista de la costa

Bonaire, como en casi todos los aspectos, nos sorprende de nuevo en la forma del alojamiento. Aunque podemos encontrar algún hotel para alojarnos, lo más habitual, cómodo y extendido es el alquiler de casas particulares; ya sean apartamentos ubicados en un resort o villas (chalets) individuales. Tanto en el caso de los condos/resort como de las villas particulares, lo más fácil es encontrar alojamiento en primera línea de mar y con acceso directo al Mar Caribe, con lo que hacer inmersiones delante de casa, saliendo equipado ya directamente, será muy fácil y habitual.

Para movernos por Bonaire, como decíamos antes, lo habitual es alquilar una pick-up que nos permitirá cargar tantas botellas de aire como queramos. Mucha gente se pregunta, y cuando buceamos ¿dónde se queda el coche? Bien, pues lo que debemos hacer es dejarlo al lado del punto de entrada al agua, con puertas y ventanas abiertas y sin nada de valor en el interior, así se evita que los amigos de lo ajeno se dediquen a romper cristales para ver qué hay en el interior del coche; las botellas de reserva las dejaremos en la caja sin miedo.

El Buceo

Bonaire: Visibilidad espectacular

Bonaire: Visibilidad espectacular

El perfil de inmersión que nos vamos a encontrar será, prácticamente, igual en toda la isla.

Accedemos al agua desde la orilla y nos encontramos un arenal que va cogiendo fondo progresivamente hasta llegar a los 7-8 metros de profundidad; ahí empieza la pared de arrecife que cae lentamente hasta los -30 m aproximadamente, donde volvemos a llegar a otro arenal. Si prosiguiéramos por ese arenal, a cierta distancia (unos 100 metros) nos encontraríamos una segunda pared de arrecife que llega hasta los -90/-100 m, con lo que llegar a este segundo arrecife de perfil mucho más técnico y arriesgado será bastante difícil y así no debemos preocuparnos por caer a grandes profundidades involuntariamente.

Esta característica, juntamente con la claridad de sus aguas (lo normal es bucear con visibilidades de más de 30 metros) hace que bucear en Bonaire sea sumamente fácil. Cuando llegamos a la pared decidimos si vamos a derecha o a izquierda manteniendo la cota deseada y hacemos la mitad de la inmersión hacia un lado y la vuelta hacia el otro: sin más y sin ninguna dificultad. Es un buceo perfectamente factible para cualquier buceador de cualquier nivel, desde los más noveles hasta los más experimentados.

Los únicos puntos en los que encontraremos un buceo un poco más diferenciado será en la costa Este (donde las inmersiones habrá que realizarlas desde embarcación o desde costa pero acompañados de un guía local), en Klein Bonaire (a la que hay que llegar en embarcación y con guía y donde podremos encontrar inmersiones “caribeñas” dejándonos llevar por la corriente) y en la zona Norte de Bonaire, sobretodo cerca de Karpata, donde la pared de arrecife cae directamente hasta los -90 m.

Bonaire: Estación de carga

Bonaire: Estación de carga

Otra característica del buceo en esta maravillosa isla son los centros de buceo. A primera vista, los Dive Center que encontramos son muy parecidos a los que estamos acostumbrados, pero dado que en Bonaire no se suele llevar a los clientes a bucear si no que ellos van a su aire, lo más necesario son estaciones de carga y entrega de botellas, y eso es lo que encontraremos en más abundancia. Lo habitual es pagar aproximadamente unos 150 dólares por semana y eso nos da para todas las botellas que queramos de aire/nitrox en una semana, sin explicaciones ni problemas: dejas botellas vacías y las cambias por botellas llenas. Incluso en algunos resorts se ha instaurado lo que se llama “Drive Through”, en los que sin detener el motor de nuestra pick-up tendremos a mano una gran cantidad de botellas para nosotros.

También existe la posibilidad de que nos entreguen cada mañana las botellas que necesitemos en nuestra casa, lo cual es simplemente, perfecto. De esta manera nuestra única preocupación será mirar cada mañana, mientras desayunamos, el mapa de inmersiones de la isla para decidir dónde queremos ir, cargar la pick-up de botellas y acercarnos al agua… un estrés, vaya.

Conservación del medio ambiente

Bonaire: Coral

Bonaire: Coral

El arrecife coralino que rodea la isla de Bonaire en toda su extensión se encuentra en un estado excepcional de conservación y es, en gran parte, debido a la gran concienciación que tienen los Bonaireños de cuidar sus fondos. Toda la isla está protegida por el BNMP (Bonaire National Marine Park): desde la línea de la costa hasta los 60 metros de profundidad son zonas protegidas y está prohibida cualquier actividad pesquera a excepción de pequeñas extracciones con artes tradicionales; esto hace que la vida en los arrecifes de Bonaire sea realmente abundante y espectacular. Este parque nacional marino fue creado en 1979 y una de sus principales funciones es compaginar la conservación del medio ambiente con la gran cantidad de turismo subacuático que visita la isla.

Al norte de la isla encontramos el Washington Slagbaai National Park, un territorio de 5650 hectáreas completamente deshabitado y virgen en el que encontramos numerosas lagunas interiores donde habitan gran cantidad de flamencos. Acceder a esta reserva, creada en 1969, es posible durante ciertas horas al día y solamente se puede hacer entrando y saliendo por un mismo punto vigilado por Rangers que nos explicaran el funcionamiento del parque. El único camino existente dentro de él está sin asfaltar y recorrerlo nos puede llevar de 3 a 4 horas.

Inmersiones

Bonaire cuenta con 63 inmersiones marcadas en la isla principal, tanto desde costa como desde barco, y 27 inmersiones detalladas en Klein Bonaire.

Hay algunas inmersiones que destacan por alguna razón especial, como el pecio del Hilma Hooker, o la construcción de doble arrecife de la zona suroeste de la isla, o también por su forma de entrada, como 1000 steps o La Dania’s Leap. Pero todas merecen una visita.

A continuación te detallamos algunas de ellas:

Bonaire: Hilma Hooker

Bonaire: Hilma Hooker

Inmersión en Karpata
Es una de las inmersiones mas populares debido a sus espectaculares paisajes submarinos, donde los fotógrafos submarinos pueden disfrutar a gusto.

Inmersión en el Hilma Hooker
La inmersión en pecio que no querrás perderte si visitas Bonaire.

Inmersión en 1000 steps
Famosa por su escalera de 64 escalones para bajar, y de 1000 escalones para subir con el equipo de vuelta.

Inmersión en Angel City
Probablemente la inmersion mas característica del doble arrecife submarino de Bonaire.

Bonaire

Bonaire

Inmersión en Just a Nice dive
En la pequeña isla Klein Bonaire haremos inmersiones caribeñas en las que disfrutaremos de la vida algo mas salvaje que en el resto de la isla.

Boka Slagbaai
Inmersión dentro del Parque Nacional Washington Slagbaai. Buena visibilidad, fácil acceso y sobre todo, chiringuito con cerveza y refrescos para finalizar.

Inmersiones Nocturnas
Las inmersiones nocturnas en Bonaire son muy sencillas de realizar, y están llenas de vida.

Otros datos de interés

Como llegar:

Bonaire

Bonaire

Desde Europa tenemos vuelo directo a Bonaire, concretamente desde Ámsterdam con KLM, que tiene vuelos casi diarios. Otras opciones pasan por hacer escala en Miami o en Venezuela.

Con quien bucear:

Disponemos de gran cantidad de operadores de buceo, aunque por infraestructura y servicio Buddy Dive es una gran opción

Donde comer:

Si nos alojamos en viviendas privadas de alquiler, comeremos la mayor parte de veces en casa, pero también disponemos de gran cantidad de restaurantes de buena calidad y buen precio. El Pasa Bon Pizza, Bistro de París, Plazita Limeña nos ofrecen diferentes tipos de menú. Aunque si queremos degustar comida local “auténtica” (Incluida la sopa de iguana) no podemos dejar de visitar el “Maiky Snack”

Como movernos:

Normalmente en la gestión del alojamiento viene incluido el alquiler de la pick-up, pero siempre es mejor asegurarse.

Electricidad:

En Bonaire existe corriente a 110v y clavija plana

Moneda:

El dólar USA es la moneda oficial en la isla.

Mosquitos

Bonaire: Downtown

Bonaire: Downtown

En las horas de crepúsculo o amanecer los mosquitos se hacen presentes; muy interesante es llevarse gran cantidad de repelente para estas horas del día.

Donde comprar:

Si estamos alojados en villas o apartamentos, se hace imprescindible ir al supermercado para abastecernos de provisiones; las mejores opciones son el Warehouse (entre el estadio de fútbol y el aeropuerto) y el Van den Tweel, que está justo delante del Warehouse.

A parte del buceo:

El último día de nuestra estancia podemos dedicarnos a visitar el centro de Kralendijk y comprar algún souvenir en la Kaya Grandi, o visitar el santuario de burros (animal “oficial” de Bonaire)

¿Quieres conocer mas información sobre Bonaire?¿Planeando un viaje a visitarlo?

Pregúntanos tus dudas sobre Bonaire, y si tienes intención de visitar el Paraíso de los buceadores, cuéntanos cuando quieres ir y cuantos sois, y te enviaremos una propuesta de viaje personalizada.


Un buzo opinó de “Bonaire, el paraíso del buceador

  1. Pingback: Especial Bonaire Oferta DTS 2016 - Buceo Ibérico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *