Maldivas, apuesta segura en viajes de buceo

submaldives-manta

No hace falta que os diga a estas alturas que Maldivas es algo asi como la Meca del buceo, el paraíso donde todo buceador sueña con volver una y otra vez porque nunca te cansa ni deja de sorprenderte su enorme biodiversidad, lo variado de sus inmersiones y los paisajes tanto submarinos como terrestres que nos regala este archipiélago formado por 1200 islas de las cuales ni una cuarta parte están habitadas.

En Maldivas se puede ver de todo. Desde las famosas estaciones de limpieza de mantas, el tiburón ballena en Kumburudhu, la adrenalínica nocturna de Alimata Jety con cientos de nodrizas, rayas y jacks o disfrutar de la impresionante variedad de vida que puede encontrarse en thilas y giris.

Otro de los grandes atractivos de Maldivas es que se puede bucear prácticamente todo el año, la temperatura del agua ronda los 30º y en el exterior el clima es tropical moderado, por lo que puedes ahorrar sitio en la maleta para equipo, cámara, carcasa y focos ya que ropa solo necesitarás la justa.

Los barcos vida a bordo que allí operan suelen hacer dos rutas. La ruta norte de Maldivas incluye 4 o 5 atolones entre los que se encuentran los más poblados como Ari Atoll o Male, donde se ubica la capital. Y la ruta sur de Maldivas que se suele realizar en los meses de febrero y marzo. Ambas son altamente recomendables, si bien la ruta sur es algo más agreste, con inmersiones profundas y corrientes endiabladas.

Pero no nos engañemos, aunque un destino sea perfecto nuestras vacaciones pueden variar ostensiblemente dependiendo de si vamos con una u otra agencia, si buceamos desde barco o desde resort, si el camarote es habitable o recuerda más bien a un submarino de la armada rusa, si el guía disfruta con su trabajo o está más pendiente de las propinas…

Hoy os voy a recomendar dos opciones para visitar y disfrutar de Maldivas de la mano de Submaldives, la empresa dirigida por la española Judith de la Rosa que cuenta con tres barcos vida a bordo que ofrecen diversas rutas y actividades por la zona. La agencia Xtrem Travel gestiona estos viajes con grupos en español. Hay semanas especialmente pensadas para fotosub con el extraordinario Carlos Villoch, para familias con niños, singles, especial biología o cruceros centrados en inmersiones nocturnas.

Crucero vida a bordo en el Maldives Crown

Camarote doble del Maldives CrownEn diciembre estuve en el Maldives Crown, es la joya de la corona de Submaldives, un barco de buceo de lujo con un equipamiento y comodidades que hacen las delicias de los más sibaritas, sin perder un ápice del sabor aventurero y canalla que desprende cualquier vida a bordo que se precie.

El Maldives Crown tiene una belleza bizarra y ostentosa que me cautivó desde un principio, acompañada de un servicio y unas atenciones que podrían calificarse como superiores.

El camarote estándar ya es de por si tan espacioso y selecto como el de cualquier hotel de cinco estrellas, pero si de verdad quieres sentirte como Paris Hilton, las tres suites de la cubierta superior te dejarán boquiabierto. Despertarte y contemplar el horizonte sobre la proa sin levantarte de la cama a través de una cristalera de 180º o darte un jacuzzi en tu propio camarote mientras ves el mar, son experiencias difíciles de igualar.

El barco cuenta con masajista profesional, sala de cine con una amplia selección de películas, salón con pantalla de 62” para visionado de documentales, material grabado o cursos de fotosub, zona de relax con jacuzzi y hamacas y como no, un dhoni para trasladarte al punto de inmersión, donde permanecerán los equipos de buceo de los que te desentenderás prácticamente ya que la tripulación se ocupa de montar, desmontar, enjuagar, rellenar, medir nitrox etc. Pero como hemos dicho antes, todo este glamour no resta un ápice a lo realmente importante: el buceo.

Lo mejor del Maldives Crown

El precio… bucear a todo tren cuesta mucho menos de lo que puedas pensar. La comida, variadísima, atentos siempre a tus sugerencias. El buceo, sistema de compañeros, cuando se te acaba el aire sacas la boya y te recogen, sin presiones.

Lo peor del Maldives Crown

La selección de vinos disponibles no está a la altura del crucero, pero ya se sabe que en los países musulmanes lo del alcohol cuesta. Los camarotes, más de la mitad solo disponen de cama de matrimonio, lo que puede generar un problema a la hora de compartir.

Eso si, es el único vida a bordo donde te puedes llevar a tu pareja no buceadora sin riesgo de divorcio, es más, creo que ni siquiera te echará de menos cuando estés bajo el agua.

Crucero vida a bordo en el Southern Cross

Zonas comunes del Southern CrossPero no nos engañemos, por muy amantes del lujo que seamos en un viaje de buceo con 3 o 4 inmersiones diarias, otras tantas comidas, siestas y cargas y descargas de fotos, baterías, focos etc, poco tiempo queda para disfrutar de la dolce far niente.

Si este es tu caso o simplemente buscas una comodidad clásica menos barroca, te recomiendo el barco Southern Cross.

Este barco todoterreno cuyo diseño interior recuerda a un saloon del Oeste, lleva surcando los mares maldivos desde hace años bajo la atenta mirada de Eva Diaz. Pensado especialmente para buceadores, dispone de espacios personales para almacenar cámaras, tv para proyecciones, una piscina (si, has leído bien) de agua marina, camarotes cómodos y razonablemente espaciosos y salón descubierto en proa para degustar los magníficos cócteles que preparan a bordo.

Lo mejor del Southern Cross

La piscina, teniendo en cuenta que en las islas privadas no se puede desembarcar y que en las de pescadores no puedes ponerte en bikini, esencial para refrescarte entre inmersiones. La neverita con souvenirs que dejan otros buceadores donde no es difícil encontrar jamón o chocolate. El trato de la tripulación, siempre atentos y sonrientes, sus esculturas en la arena, la decoración del salón los días que hay cena especial.

Lo peor del Southern Cross

La música bakala y las luces discotequeras en la fiesta de despedida… no es que no me gusten las fiestas, que no me arranque a bailar la primera o que no aprecie el trabajo ímprobo de desembarcar todo eso en una isla desierta, pero prefiero unas velas, música chill out y el sonido de las olas.

Maldivas es una apuesta segura, solo tienes que decidir con quien, cuando y cuanto quieres gastar.

¿Estás buscando un viaje de buceo a Maldivas?

Cuéntanos cuando quieres ir y cuantos sois, y te enviaremos una propuesta de viaje personalizada.


2 buzos opinaron de “Maldivas, apuesta segura en viajes de buceo

  1. Pingback: Viajes de Buceo Invierno 2015-2016 - Buceo Ibérico

  2. Pingback: Maldivas en Enero 2016 con Océanos de Fuego - Buceo Ibérico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *