Carabela portuguesa: mucho cuidado

Physalia physalis

Lo mismo ya has leído por alguna parte que la Carabela Portuguesa (que no “Calavera portuguesa”) es la más letal de todas las medusas. Y es que un diario de tirada nacional, cuyo nombre no diremos, ha publicado un titular de este tipo sin dar muestras de vergüenza o pudor.

Incluso es posible que alguien te haya enviado un post que cuenta que miles de ellas están colonizando nuestras aguas mediterráneas, hasta el punto de que -nos ponemos en módo irónico- van a entrar andando por las playas para invadirnos y comernos.

Pues ya sabes, ten cuidado con las Carabelas Portuguesas porque efectivamente su picadura es muy dolorosa y bajo ciertas circunstancias podría llegar a resultar incluso mortal.

Pero por favor, ten un cuidado muy especial con el sensacionalismo absurdo e irresponsable de fuentes mal informadas y el efecto exponencial de las redes sociales.

Vamos a intentar aclarar las cosas.

 

La Carabela Portuguesa NO es una medusa.

Se parece muchísimo a una de ellas pero no, no lo es.

Una medusa es un único animal pero la Carabela Portuguesa -sorprendentemente- está compuesta de varios seres diferentes que han decidido formar una colonia y vivir en armonía.

Cada uno de ellos está perfectamente especializado de forma que sólo se dedica a lo suyo: los filamentos están constituidos por un tipo de individuos y su tarea es paralizar y/o matar a las presas. La vela, esa especie de boya que flota, es otro individuo que permite a toda la colonia viajar empujada por el viento…

Así que, comunmente vamos a seguir llamándola medusa por comodidad, pero tened claro que no lo es. La realidad es que se trata de un hidrozoo sifonóforo o falsa medusa.

 

La Carabela Portuguesa NO es la medusa más letal ni de lejos.

Los filamentos de la Carabela pueden alcanzar los 15 metros de largo e incluso más, así que, de producirse un desagradable encuentro, el tamaño de la zona de contacto puede ser muy grande y la cantidad de veneno inoculada puede ser muy alta. Lo peor es sentir su picadura, intentar liberarse de los tentáculos y enredarse más aún con ellos.

En el caso de un humano afectado, si mezclamos una amplia zona de contacto con factores agravantes como una edad muy corta o muy avanzada, alergia específica o debilidad previa por el motivo que sea, los efectos pueden ser especialmente graves. Y esto mismo sucedería con otras muchísimas medusas, abejas, tábanos, avispas, arañas…

Según Oceana, y citamos literalmente, “Las picaduras de la carabela portuguesa rara vez son mortales, aunque en individuos propensos a choques anafilácticos pueden producirse casos de coma o, incluso, muerte, pero esto es excepcional“. Fuente: Oceana – Carabela Portuguesa

La realidad es que se trata de un organismo peligroso de picadura muy dolorosa, pero decir que es la más letal de las medusas es un fantástico disparate, un desconocimiento muy profundo y, lo que es peor, un sensacionalismo muy arriesgado.

La medusa más peligrosa para el hombre es la avispa de mar (Chironex fleckeri) y de hecho está considerada como el animal más venenoso del planeta. De momento sólo ha sido vista en Australia y en la parte sureste de Asia.

Chironex fleckeri

 

El veneno de las medusas, sea la que sea, NO es capaz de traspasar el neopreno.

Quizás no haya mucho más que decir sobre este particular, pensando en el buceo autónomo, porque las conclusiones saltan a la vista.

 

La Carabela Portuguesa NO nos está colonizando.

Physalia physalis, nuestra Carabela, es un animal que está a merced de las corrientes y los vientos por lo que prácticamente todos los años se ven por las islas Canarias y algunas de ellas llegan a aguas de Galicia, Asturias, Cantabria y País Vasco, y también entran en el Mediterráneo a través del Estrecho de Gibraltar.

Este año 2013 no es una excepción, así que las autoridades ya han cerrado alguna playa hasta que han visto pasar la amenaza arrastrada por el viento.

Por favor, no lancemos una alarma tan innecesaria como peligrosa en sí misma.

 

Cualquier cosa que flota en el agua NO es una Carabela Portuguesa

Hay otras medusas que también flotan y tienen una vela, pero NO son Carabelas Portuguesas… Mucho cuidado con ver una y lanzar la voz de alarma, que también sucede.

La Medusa Velero (Velella velella), por ejemplo, es inofensiva para el hombre, sin embargo, en más de una ocasión se ha confundido con la Carabela Portuguesa.

Velella velella

 

¿Qué hacer si nos pica una medusa?

Lavar bien la zona de contacto pero JAMAS con agua dulce porque dispararía el resto de células urticantes que pudieran quedar sobre la piel. Hay que hacerlo utilizando el agua salada del mar, suero salino, o bien agua dulce mezclada con vinagre al 50%. No se frota y no se toca con las manos desnudas porque si quedaran restos de filamentos empeoraríamos las cosas.

Si después de lavar aún quedan restos visibles, retirarlos con unas pinzas o, si no tenemos unas cerca, con las manos enguantadas o con gasas. Hay que tener cuidado porque los filamentos siguen activos durante bastantes horas.

Colocar hielo sobre la zona afectada durante 30 minutos para reducir la inflamación y el dolor pero envuelto en plástico, sin que toque directamente la piel.

Aplicar pomada analgésica, antiinflamatoria y antihistamínica. Prácticamente cualquier farmacia de playa tiene pomadas específicas que además son muy eficaces contra los síntomas locales.

Y por supuesto, buscar atención médica en función de la gravedad de los síntomas generales.


10 buzos opinaron de “Carabela portuguesa: mucho cuidado

  1. Buceo IbéricoBuceo Ibérico Post author

    Mab, nos vamos a ruborizar con tus elogios 😉
    Miles de gracias, nos encanta tenerte siempre de lectora de todo lo que escribimos 🙂

    Reply
  2. Buceo IbéricoBuceo Ibérico Post author

    Si es que, tú lo sabes, en cuanto dejas a algunos medios -ojo, sólo algunos- que empiecen a hablar del mar, la cosa se lía y se descontrola… Que si los tiburones son comedores de personas, que si las morenas atacan y además a traición, que si las bombonas de oxígeno de los buceadores… Y claro, la Carabela Portuguesa no iba a salir mejor parada… En fin, que gracias por el comentario, toni.

    Reply
  3. Pingback: Medusa luminiscente - Buceo Ibérico

  4. Pingback: Velella velella, a merced del viento. | Buceo Ibérico

  5. Evaristo

    Yo en el año 90 fui victima de un encuentro con una carabela Portuguesa en Cuba.Casi pierdo el conocimiento y estoy vivo gracias a un pescador que venia en una cámara de neumáticos de coches pescado con vara que me salvo la vida. Se me puso todo negro y mi respiración estuvo a punto de cesar. A partir de ahí me empece a documentar un poco mas, ya que era y aun lo soy pescador submarino e Instructor de buceo.Les recomiendo a todos los que se dediquen a cualquier actividad en el mar que lean estos artículos tan interesantes que ponen Buceo Iberico.Muchas gracias colegas las generaciones futuras se lo agradecerán

    Reply
  6. Viajes a Tailandia

    ¡Vaya! No tenía ni la menor idea de todo lo que dices en este post. Muchas gracias por la útil información, realmente no sabría qué haría si a alguien le picara una medusa. Un gran saludo y a cuidarse de estas peligrosas criaturas que tantas molestias causan en las aguas turbias.

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *