Gamba sexy

gamba-thor

En días pasados, hemos comentado un triste suceso ocurrido en las islas Canarias, que consistía en que supuestamente, se extraían especies del fondo marino para el comercio ilegal internacional, siendo una de las más afectadas la Telmatactis cricoide. Bien, pues hoy os vamos a hablar de uno de sus habitantes, conocida normalmente en España por Gamba Thor, aunque en el mundo anglosajón se la conoce por Gamba Okupa, por sus hábitos simbiontes con anémonas, o Gamba Sexy, por el balanceo de su vientre mientras se mueve.

Estas gambas pueden llegar a alcanzar los dos centímetros de tamaño, en el caso de las hembras, mientras que los machos no superan los 1.3 cm. Suelen ser de colores ocre – verdosos, con grandes manchas blancas a lo largo de su cuerpo.

Las gambas Thor, o Thor amboinensis por su nombre científico, habitan normalmente en aguas tropicales, principalmente en la región Indo-Pacifica y el Caribe, aunque también pueden encontrarse en otros mares en esas zonas tropicales. Suele vivir entre los 2 y los 30 metros de profundidad, asociándose a anémonas y corales con los que establece una relación simbiótica.

En esta relación simbiótica lo primero que gana la gamba Thor es protección, ya que debido a su pequeño tamaño, cualquier depredador tiene que acercarse mucho a la gamba para poder verla, por lo que ya estaría en rango de alcance de los nematocistos de la anémona, o de los recovecos de los corales donde poder refugiarse. Lo siguiente que obtiene la gamba Thor de esta relación es fuente de alimento, ya que se encarga de eliminar los restos de las presas que ha ingerido la anémona, previniendo infecciones. Es más, las gambas Thor incluso se alimentan de la propia anémona, recortando pequeños trozos de los tentáculos mas exteriores, ayudando a la anémona a regenerar las partes dañadas… vamos que aparte de hacer la limpieza, también realiza las funciones de peluquería y manicura.

Como curiosidad, también se han encontrado a las gambas Thor asociadas con la Gamba Mantis, realizando, las más pequeñas, tareas de desparasitación y limpieza del caparazón de las más grandes. La gamba Mantis, cuando se encuentra en la zona de limpieza, para no asustar a las gambas Thor, extiende su cola y extremidades muy lentamente aparte de desplazarse con extrema cautela, aunque siendo sinceros, por muy despacio que se mueva, el que suscribe no se acercaba a esa distancia de la Mantis para hacerle la manicura, y eso que le sobrepaso en tamaño al menos 10 veces, si fuera el caso de las Thor, que la Mantis es mas de 10 veces su tamaño, habría que empezar a hacer estatuas al valor conmemorando a las gambas Thor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *