Platijas, evolución

Platija

¿Sabías que los alevines de platijas, o Bothus podas, nacen perfectamente simétricos, con un ojo en cada costado?

Luego más adelante, para pasar al estado adulto un ojo, que en algunas especies del orden de los Pleuronectiformes es el izquierdo y en otras el derecho, migra por encima de la cabeza hacia el otro lado del cuerpo, alcanzando su posición final por el que es conocido este animal.

Se ha pensado durante mucho tiempo que la evolución de este animal fue repentina, no habiendo fase intermedia de adaptación durante la evolución.

Pero en 2008 se encontró un fósil de 50 millones de años de antigüedad, el Amphistium paradoxum, que fue identificado como antepasado de los actuales Pleuronectiformes, y que poseía un ojo en el centro de la cabeza, digamos a medio camino de su posición actual, probando la evolución gradual de en estos animales.

Foto de Wikipedia.org

Foto de Wikipedia.org

Así que, respiramos aliviados por las pobres platijas y familiares cercanos, ya que imaginar el susto enorme que puede suponer despertarte un día y decir “Vaya, ¿donde habré puesto mi ojo?… juraría que lo tenía por aquí… ¡ah no! que esta junto al otro … pues ya que estamos, lo mismo me echo un rato en el fondo y dejo de nadar tanto por el mar, que es de un cansino”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *