Tiburón toro, poderoso como un miura

carcharhinus-leucas-1

Todos los tiburones son seres fascinantes que llevan habitando este mundo desde hace 400 millones de años, pero cuando nos detenemos en cada uno de ellos por separado, algunos todavía nos pueden sorprender un poco más. Quizás sea el caso del tiburón toro.

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que hay dos “tiburón toro”, es decir, dos tiburones diferentes llevan el mismo nombre común pero en realidad son dos especies bastante diferentes.

Carcharias taurus


Carcharhinus leucas Aquí tenemos a los dos tiburones denominados “toro” y que no debemos confundir porque son bastante diferentes. El primero de ellos es Carcharias taurus, el segundo Carcharhinus leucas.

Uno de ellos es Carcharias taurus, el típico tiburón que hay en los grandes acuarios abiertos al público. Su aspecto puede resultar fiero y despiadado debido a toda una amenazadora fila de dientes que sobresalen y se suelen ver bien aún cuando tiene la boca cerrada. Sin embargo, a pesar de su aspecto, es de los más inofensivos que hay para el hombre.

Carcharhinus leucas es el otro que también lleva de nombre común “tiburón toro”. Es un tiburón grande, voluminoso, de aspecto “macizo” y poderoso. Puede llegar a sobrepasar los 3 metros, pero lo habitual es que superen por poco los 2 ya siendo adultos.

La característica que hace a Carcharhinus leucas tan diferente de los demás es su singular capacidad para vivir sin dificultad en ríos de Africa, Australia, América y Asia. De hecho se han llegado a encontrar ejemplares a 3.000 kilómetros del mar en el Amazonas y el Mississipi.

Existen unos pocos, muy pocos, tiburones de agua dulce, del género Glyphis. Pero nuestro tiburón toro, es un animal oceánico que remonta ríos y vive en ellos. Todos sus parientes marinos morirían, pero él tiene una glándula específica y única que le permite expulsar el agua dulce sin que llegue a causarle problemas.

Uno de los motivos por el que remontan ríos es para dar a luz a sus crías, que nacen ya perfectamente formadas. Estas habitarán aguas poco profundas, lejos de depredadores, hasta que estén preparadas para la vida en el mar. Algunos autores sostienen que otro motivo sería para librarse de los parásitos que no pueden sobrevivir sin agua salada.

El tiburón toro es considerado como peligroso para el hombre, de hecho está entre los primeros cuatro junto con el tiburón blanco, y se debe precisamente a su capacidad para habitar ríos y áreas muy poco profundas en las que la gente se baña y él suele cazar. Como sucede con todos los tiburones grandes, el principal peligro para el hombre consiste en permanecer arriba -peor aún si es chapoteando y haciendo movimientos erráticos- mientras que él está abajo, porque le impedimos que nos reconozca como “ser no comestible”.

Ahora imaginad aguas poco profundas, gente jugueteando mientras que hace pie -o sea, removiendo el fondo-, una visibilidad digna de un lodazal, chapoteo… Si el tiburón anda de caza por la zona, a pesar de que el hombre no es presa del tiburón toro y normalmente lo va a escupir como haríamos nosotros si mordiéramos una cereza de plástico, el dramático resultado se puede producir cuando intenta comprobar si esas piernas son comestibles de la única forma que sabe, mordiendo.

Pero ojo, que no parezca que esto sucede con frecuencia… Recordemos que se producen más muertes en el mundo por accidentes con fuegos artificiales, por ejecuciones legales, por alcances de rayos o caídas de cocos en la cabeza que por ataques de tiburón.
 


2 buzos opinaron de “Tiburón toro, poderoso como un miura

  1. Silvia

    Articulo muy interesante, porque aunque ya lo sabía (me gustan mucho los tibus), si se y lo he comprobado que mucha gente no conoce esta “duplicidad”.

    Reply
  2. Pingback: Museo submarino de Cancún - Buceo Ibérico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *