Una cámara submarina perdida en 2007 aparece en 2013 a unos 10.000 kilómetros de distancia

canon perdida

Lindsay Scallan, de Georgia, pasó sus vacaciones de 2007 buceando en Maui y durante una inmersión nocturna perdió su cámara submarina, una Canon compacta con la carcasa original de la marca.

Según las propias palabras de Lindsay esa noche el mar estaba realmente revuelto y había muy mala visibilidad, así que no insistió mucho en su búsqueda. Sin embargo, como sabía que la cámara con la carcasa flotaba, a la mañana siguiente volvió a la playa con la esperanza de que hubiera salido a la orilla empujada por las olas. Después de un rato de pasear a un lado y otro tampoco la encontró, así que no tuvo más remedio que darla por perdida junto con todas las fotos de las vacaciones.

Cinco años y medio más tarde, en febrero de 2013, un empleado de China Airlines se la encontró en una playa de Taiwan -tal cual se ve en la foto-, a 6.200 millas de distancia de donde se perdió.

cámara perdida

 

La gran sopresa fue que cuando abrió la carcasa descubrió que la cámara, la tarjeta de memoria y por lo tanto, las fotos, estaban intactas.

China Airlines pidió ayuda a la web de noticias Hawaii News Now para localizar a la propietaria y devolverle su cámara. En Hawaii News Now aceptaron el reto y publicaron una noticia junto con las fotos que había en la tarjeta de memoria… Poco tiempo después, Lindsay contactó con ellos.

Ella misma contaba a Hawaii News Now: -No podía creer que fuera mi cámara, que hubiera estado flotando durante tantísimo tiempo, que hubiera llegado tan lejos, que la tarjeta de memoria estuviera intacta y que ahí estuvieran todas mis fotos-.

¡¡Vaya suerte la de Lindsay!!

Y tú, ¿has perdido algo buceando? ¿Y ha aparecido?

 

Fuente: Noticia original en Hawaii News Now

 

Fe de Erratas:

En un primer momento tradujimos “62 hundred” como “62 mil” y esto era hablando de las millas de distancia a las que había aparecido la cámara. La traducción correcta y literal es “62 cienes” -ya sabéis, lenguaje sajón-, o sea, 6200. Vaya, que habíamos puesto un cero de más, casi nada…

Fue Pablo Enrique -atento, culto y espabilado él- quien nos avisó del disparate: chicos, es imposible porque no hay tantas millas en el planeta Tierra y eso tiene que ser ya camino de la Luna.

Lo que no sabía Pablo es que efectivamente, la cámara apareció cinco años y medio más tarde en un mar de la Luna, justo en el Mar de las Calmas… Estoooooo… No cuela ¿verdad?

Vaaaaaaaaaaaale, pues ya está, va, lo reconocemos: nos columpiamos pero ya se nos ha pasado la vergüenza del primer momento y todo 😉

Y ahora en serio, pedimos perdón por el error, sobre todo porque aunque lo hemos corregido en el artículo, en algunos sitios se ha quedado guardada la primera versión, errónea. Y también damos las gracias más sinceras a Pablo Enrique por darse cuenta y por avisarnos.

 


2 buzos opinaron de “Una cámara submarina perdida en 2007 aparece en 2013 a unos 10.000 kilómetros de distancia

  1. TOPO

    Si, hablan de las primeras fotos recogidas en la cámara… pero no de las últimas… del extraño viaje digital, que foto tras foto se sumerge en los oscuros abismos de pesadillas borrados de la memoria de la raza humana. Dónde a través del velo de la profundidad, dedos ni enteramente humanos ni enteramente batracios, han ido presionando el disparador tomando fotos de pesadilla, imágenes bajo la luz trémula y enfermiza de la insondable fosforescencia del lecho marino…
    Tampoco habla del horror que sintió el técnico de sonido Zhen Wei instantes antes de borrar las fotos… ni de cómo de camino al hospital, antes de que su corazón dejara de latir, gritó sus últimas palabras, aprendidas tras visionar el último de los vídeos de la camara… IÄ CTHULHU F’THANG!!

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *