Cosme García, un genio olvidado

retrato-cosme

El lunes nos juntamos con algunos seguidores de Buceo Ibérico para ir a la conferencia sobre Cosme García impartida por Agustín Rodriguez, Doctor en Historia por la Universidad Complutense y académico correspondiente de la Real Academia de la Historia, dentro del Ciclo de Conferencias Sobre Submarinos de la Real Liga Naval Española.

La conferencia fue muy interesante, el título muy bien escogido (incluso en cierta forma se queda corto), cortita (algo menos de una hora) y muy amena. Además nos dio la posibilidad de visitar la sede de la Real Liga Naval Española, que probablemente merece una visita guiada ella sola y en la que nos acogieron muy amablemente.

Aqui os dejamos un resumen para los que no pudisteis asistir.

Cosme García, un genio olvidado entre los precursores españoles de la navegación submarina

Campana de BuceoCosme García fue un inventor multifácetico, casi lo que llamaríamos un “Hombre del Renacimiento” si no hubiera nacido unos 3 siglos tarde. De su padre, un artesano fabricante de guitarras de Logroño, aprendió el oficio, para posteriormente seguir con su formación de forma autodidacta en otros campos.

El primer invento patentado por Cosme García del que se tiene constancia fue una “máquina de timbres” para fechar los sellos con cambio automático de fecha. Además de utilizar su máquina, que fue el primer fechador utilizado en España, en Correos le contratan para que vaya recorriendo las oficinas de España enseñando su uso. Y es ejerciendo este trabajo, hacia 1857, cuando ve por primera vez el mar en Barcelona y se le ocurre la idea de la navegación bajo la superficie.

A partir de ahí hay constancia de hasta 3 diseños suyos de campanas de buceo, desde uno muy sencillo en el que se bombeaba el aire desde el barco (similar al de Gregorio Domínguez y Olmedo de la fotografía) hasta el mas complicado, autónomo y con 3 pisos para instalaciones y reciclado de aire.

El sumergible Garcibuzo

Campana de BuceoEl sumergible que diseñó Cosme García, aunque modificado para servir al ejército (probablemente buscando financiación), es una evolución de las campanas de buceo iniciales.

La diferencia principal con el resto de submarinos que se diseñaron en la época es su perfil en forma de barco con torreta, frente al perfil mas extendido de cilindro, de los sumergibles coetáneos, que facilitaban la navegación subacuática pero eran muy poco estables en superficie.

El sumergible navegaría a vela por superficie (tenía un sistema de mástiles plegables similar al del Nautilus) hasta llegar al lugar indicado y una vez allí podría sumergirse para trayectos cortos, debido sobre todo a que el sistema de propulsión submarino era manual y a pesar de la rueda de inercia no era apropiado para largas distancias.

Otra interesante intuición de este sumergible son los timones de buceo para controlar la profundidad, colocados en proa. En la parte central, el peso de seguridad, por si fuera necesario soltar lastre. Los agujeros de los laterales, para acoplar brazos articulados y recoger objetos del fondo (probablemente objetivo inicial del sumergible) y un cañón de retrocarga especialmente diseñado para el proyecto que permitía disparar por proa y popa.

El sumergible fue su proyecto personal, en el que invirtió el dinero ganado con la máquina de timbres. Primero construyó un pequeño prototipo en cobre con el que hizo las pruebas iniciales, y a continuación construyó un prototipo mayor de unos 6 metros que probó con uno de sus hijos.

Tras el éxito de las pruebas se dirigió a la reina, Isabel II, para conseguir financiación, pero el proyecto fue rechazado a favor del submarino que estaba construyendo Monturiol y que tuvo mas soltura para su promoción. A continuación se dirigió a Francia, donde Napoleón III se interesó personalmente, pero acabó rechazándolo por otro proyecto francés: el Plongeur.

Cosme García todavía patentó algunos inventos mas, algunos de ellos muy avanzados para la época, pero ninguno llegó a tener éxito y tras gastar su dinero en los proyectos y las patentes acabó muriendo casi en la miseria a los 55 años.

Curiosidades sobre Cosme García

Otro de los inventos que patentó Cosme García fue uno de los primeros rifle de retrocarga, que fue rechazado por el ejército porque al llevar la carga en la munición les parecía poco seguro.

Aunque Cosme García patentó varios inventos (entre ellos el sumergible, la máquina de timbres y el rifle de retrocarga) en la Oficina de Patentes y Marcas, los planos de dichos inventos han desaparecido y solo se conserva la documentación administrativa.

Al menos 3 de los primeros modelos de rifle de retrocarga han estado durante mucho tiempo expuestos bajo nombres erróneos, incluso aunque los rifles estaban firmados por Cosme García.

Tanto el proyecto de Monturiol como el de Plongeur se acabaron abandonando. El proyecto francés después de varios desastres consecutivos en las pruebas de navegación.

Cosme García fue el primero en utilizar cobre para su sumergible. La creencia general era que un buque de cobre se hundiría, así que otros submarinos de la época se hicieron en madera.

La forma de buque del sumergible de Cosme Garcia fue la precursora del perfil de los submarinos del siglo XX.

Mas información sobre Cosme García en la Biblioteca Digital de la Universidad CEU – San Pablo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *