Mero, el señor de las rocas

Mero del Mediterráneo

Primeramente, vamos a presentar a nuestro invitado de hoy, que no es otro que el Mero. Dada la variedad y las diferentes adaptaciones por todo el planeta, existen especímenes del genero Epinephelus y Mycteroperca, ambos pertenecientes a la subfamilia Epinephelinae, de la familia de los Serránidos. Debido a esta gran variedad (cerca de 400 especies) proporcionar el nombre científico de nuestro invitado es complicado, pero por ser los que tenemos más cerca, nos quedaremos con Epinephelus marginatus, el mero del mediterráneo.

En Español, se le conoce como Mero o Cherna, sin embargo en Inglés, es conocido como “Grouper” o agrupador. Comentaremos más en detalle su naturaleza y comportamiento, pero su esta denominación común no corresponde con su forma de ser, sino de herencia lingüística. Se cree que el origen de este nombre proviene del Portugués, Garoupa, nombre también heredado de algún pueblo indígena de América del sur.

El Mero posee un cuerpo robusto con una cabeza grande en la que resaltan los ojos globosos y unas grandes mandíbulas. No están preparados para nadar largas distancias, ni para el nadado rápido, permaneciendo generalmente en zonas rocosas. Tiene fuertes mandíbulas, y mediante su boca y agallas, posee un complejo sistema de succión por el cual aspira a sus víctimas para extraerlas de sus escondrijos. Los meros también utilizan estos potentes músculos de sus agallas para, en caso de peligro, utilizarlos a modo de ancla y fijarse en el interior de la cueva donde se encuentre, siendo así casi imposible sacarlo de ahí por la fuerza.

Generalmente, el tamaño máximo de estos ejemplares suele rondar el metro y medio de longitud, y llegar a pesar 40 kilos, aunque se han encontrado ejemplares de más de 2 metros de tamaño, mas de 200 kilos.

Todos los meros nacen hembra, y alcanzan la madurez sexual en torno a los 3 o 5 años. Normalmente, un mero macho posee un harén de unas 15 hembras, y cuando el macho desaparece, por muerte natural o por pesca, una hembra se transforma en macho, encargándose del harén. Las hembras depositan en torno a 334.000 ovocitos por cada kilo de peso. Una táctica cuando existe superpoblación de meros macho, es que los nuevos, en vez de crecer, decrementan su talla para pasar desapercibidos y así poder fecundar a las hembras de otros harenes.
Mero Maldivo

Es un pez de carácter solitario, que habita lugares rocosos donde abunden los agujeros y recovecos donde poder cobijarse. Es raro encontrarle formando bancos o cardúmenes, pero en ocasiones se les puede avistar de esta forma. Se alimenta de otros peces más pequeños, y de algunos crustáceos, aunque su plato principal son los pulpos.

Su carne es muy apreciada gastronomicamente hablando, y no se suele congelar para el consumo, si no que se suele servir fresco, en las poblaciones costeras.

Como curiosidad, comentar que un submarino de la II Guerra Mundial de la clase Gato fue bautizado como USS Grouper, y que después de su servicio militar, en 1958 se le modificó completamente, sustituyendo las salas de torpedo por laboratorios científicos y añadiendo numerosos sistemas de sonar, para pasar a servir como nave científica, dedicada al estudio de la propagación del sonido en entornos subacuáticos, siendo en 2008 su última intervención conocida..


8 buzos opinaron de “Mero, el señor de las rocas

  1. Pingback: Cabo de Palos: El Bajo de Dentro | Buceo Ibérico

  2. Pingback: Buceo en el Bajo de Dentro con Mangamar | Buceo Ibérico

  3. Pingback: Escuela de Buceo SoloBuceadores | Buceo Ibérico

  4. Pingback: Operación "Gorila feliz" , inmersión en la Cala de la escalera - Buceo Ibérico

  5. Pingback: Ofertas Semana Santa y Puente de Mayo con Lanzarote Buceo - Buceo Ibérico

  6. Pingback: Camiseta Reserva Islas Hormigas - Buceo Ibérico

  7. Pingback: Buceo en Cabo de Palos, con Divers Cabo de Palos - Buceo Ibérico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *